lunes, 13 de febrero de 2012

Tantas cosas que contar...

viernes, 9 de diciembre de 2011

Un tiempo entre costuras y deseos...

La rectitud y la honradez eran conceptos hermosos, pero no dan de comer, ni pagan las deudas, ni quitan el frío en las noches de invierno... Me llegó al alma y la transformó por un momento. Una simple frase me hizo pensar en lo que nos hemos convertido, en lo que se ha convertido nuestro mundo. Y en la distancia, cobra aún más sentido. Cada día es una lucha por sobrevivir en un mundo lleno de rivalidades, de hipocresía... En un mundo lleno de crisis inventadas y creadas por nosotros mismos. Luchamos contra nosotros; el hombre contra el hombre no? Somos lobos que se devoran unos a otros. 

La inocencia perdida se refleja en el día a día. Ha pasado tiempo desde que no escribo, tiempo entre costuras, deseos y esperanzas de encontrar ese algo. Amo este lugar y desearía poder formar parte de él durante mucho tiempo, el que me dejen, el que me permitan seguir viviendo mi sueño. Pero es inevitable pensar en que, como en todas partes, y con más ímpetu si cabe, hay que luchar con uñas y dientes por hacerte un hueco, al fin y al cabo, no soy de aquí y lo sé, y lo saben. Emigrar, cuánto me cuesta pronunciar esa palabra, emigrante, eso es lo que soy? Por suerte, vivo en un país lleno de ellos y que ha crecido gracias a ellos, en un país que espero me dé una oportunidad para seguir disfrutando de su indescriptible belleza y su naturaleza que lo impregna todo de nuevas sensaciones. 

domingo, 20 de noviembre de 2011

Naufragio del tiempo...

Siempre hay un momento para naufragar y dejarse arrastrar a las gélidas aguas del recuerdo, del tiempo, un tiempo que no espera, que trae, que se lleva, nunca duerme... el tiempo... Su arena cae y queda desparramada por el suelo, sus despojos, por un suelo teñido de búsquedas. Tiempo, vete! No quiero volver a verte, no eres bienvenido, a no ser que me los devuelvas. Hay cosas que nunca vuelven y hoy, las recojo, esas migajas, de un suelo frío. No deberías hablar así, me dice. Que esté agradecida, me insiste. Agradecida por poder recordar porque eso significa que hubo un tiempo, un día, un momento... Y eso, ni el tiempo lo puede borrar.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Una entrevista con 'Manolos'

Llegó el día que tanto esperaba, el día de mi primera entrevista en Australia. Una entrevista a la que fui de estreno, con esos Manolos, los únicos y seguramente los últimos (aunque nunca se sabe), que significan tanto para mí y me recuerdan a esa persona especial. No es que sea una apasionada de la ropa o zapatos de diseño, los que me conocen saben que soy más del estilo 'hippy' que del 'fashion', pero quería que una parte de ella, de mi madre, estuviera hoy conmigo, así que me calcé mis mejores zapatos, ansiosos por pisar el asfalto australiano, me puse mi mejor vestido y llegué puntual. A las 9 ya estaba sentada, esperando a ser entrevistada en una pequeña sala. Un poco de nervios, unas risas y casi 2 horas de entrevista. No sé si encajo en el puesto que ofrecen, pero ha sido una experiencia increíble... Una de tantas... Y ahora sé que tengo oportunidades, eso hace que te sientas más segura. Ahora, a por la próxima entrevista... Adiós a los nervios, adiós al miedo, adiós a la primera vez... Por eso, lo mejor es disfrutarla, la siguiente ya será la segunda.

jueves, 17 de noviembre de 2011

A través de mis ojos


Miro, observo, me lleno, busco, revolotean sin parar, disfruto mientras descubro nuevos mercados, mientras el azul se acerca hasta mis ojos para observarlos.


Camino y mis pies pisan la hierba fresca del césped, el río queda justo enfrente.


Me gusta este sitio para un buen picnic...

Oli haciendo las pechugas en una barbacoa eléctrica

Y al día siguiente, una nueva aventura para mis ojos ansiosos y mi apetito... Olor a carne, a pechugas con seasoning mmmm!! Hay invitados que siempre se acercan a olisquear un poco.

Y otro día decido que mi despacho sea un río, unas cristaleras, una ciudad ante mí... A través de unos ojos inquietos, busco y cada día, cada instante, encuentro y no puedo parar de buscar, en el fondo es agotador, pero me encanta y a quién no?

lunes, 7 de noviembre de 2011

Era un día azul

Era y es uno de esos días en los que miras hacia el cielo y piensas que todo es posible. Un día de azul intenso, que te llena de energía y en el que parece que el universo conspira para que todo te salga bien, para que la suerte te acompañe... 3 agencias fantasmas, una real y 2 piccolo late después, me topo con la realidad; cuando por fin llego a la agencia de comunicación, con preparación incluida en el ascensor, descubro que de nada sirve patearse la ciudad y presentarte con tus mejores vestidos en la agencia. Con amabilidad y esa eterna sonrisa que siempre les acompaña, la simpática recepcionista me emplazó a su web; "debes registraste primero en la web y te mandamos un email. Después te llamaríamos..." vale, de acuerdo, ya lo he pillado, qué crees Noelia? Qué estás en... Bueno, eso es lo que hay, así que me remito y limito a los sitios web de las agencias, maldito internet!!! Dónde queda eso de ir ilusionada tocando en las puertas en busca del trabajo de tus sueños? Al parecer, queda bastante lejos, olvidado...

Y ahora...



El verano ha aterrizado en la ciudad, como una bola de fuego y mires donde mires el cielo es azul, un azul intenso, con esa luz especial que sólo he encontrado aquí. Y después de una semana trabajando para terminar los 2 vídeos del 2High festival de Brisbane, para la PowerHouse y MadHouse studios, ahora me veo otra vez sentada en la misma cafetería, donde, por suerte y en parte por esa amabilidad que se respira en cada rincón de la ciudad, se han prestado a ayudarme dejándome poner mis 'business cards' en la entrada, justo al lado de la caja. Y ahora esperando que una mano curiosa decida coger una y llamar, "y por qué no? Quizás me haga falta unas fotos de la familia, un vídeo de la boda de mi hija o un plan de comunicación para la empresa que acabo de abrir" Pensarán o me gustaría que pensaran, más bien,. Pero si hay algo que nunca voy a perder es la ilusión y esa energía positiva que mueve montañas, que te levanta cada día y más en días tan azules como los de hoy.




El segundo vídeo que hice sobre el festival.

Y ahora, a comenzar mi periplo por las agencias de trabajo de Brisbane...